Un angelito

Hay momentos que a veces nos tocan y nos ponen a pensar. Nos ponen a pensar en la simpleza de todo. Lo frágil  y vulnerable que somos. Mas que nada, nos pone a pensar que gran parte de las preocupaciones que nos quitan el sueño son meramente boberías.

Este lunes pasado falté al trabajo. Me lo tomé de sick leave. En la noche cuando salía de la ducha vi que tenía un mensaje de texto de uno de mis compañeros y una llamada perdida de otro, que casualmente había llegado de vacaciones ese día.

El mensaje leía: “Favor de llamar tan pronto puedan. Una emergencia ha ocurrido”.

De pronto pensé que uno de los sistemas críticos de mi trabajo se había ido abajo y que estaban intentando formar una brigada para trabajar after hours.

Llamé a mi compañero pero no lo conseguí. Volví a leer el mensaje unas cuantas veces más para intentar descifrar algo. Algo andaba mal.

Llamo a otro número para preguntar. Me dijeron inmediatamente la mala noticia. El bebé de uno de mis compañeros murió en la tarde. Apenas tenía dos meses.

Me arreglé nuevamente y me dirigí hacia el hospital. Eran las 8 de la noche. A pesar de que el momento era familiar y que debían estar pasando por veinte miles de cosas, pensé que debía estar allí aunque sea por unos 20 minutos. Era lo menos que podía hacer.

Tan pronto entro a Emergencias, la primera persona que veo, de espalda, era su esposa. Voy donde ella y le doy un abrazo. Comenzó a llorar nuevamente y se me partió el alma. En esos momentos es cuando, cada vez que vez a alguien distinto, la pena te inunda, las lágrimas vuelven a aflojarse.

“No sé ni qué decirte…” fue lo único que le pude decir.

Le pregunté por su esposo, mi compañero, y fui donde él y lo abracé. Estaba en un trance. Con sus ojos hinchados, sólo repetía “El alemán Luis, se me fue el alemán…” y por ahí me decía “tan alegre que era, siempre se estaba riendo, era el primer día en el cuido, y mira lo que pasa, se me fue.”

Y de nuevo volví a quedarme sin palabras. Todo lo que intentaba decir traté de demostrarlo en un fuerte abrazo. Cada palabra que saliera de mi boca sería inservible, pero no fui para hablar. Sólo fui para estar. Para que tuviera un hombro más donde llorar. Para mostrar solidaridad.

Aparentemente, cuando el personal del cuido fue a darle comida, se dieron cuenta de que estaba morado y no respiraba. Llamaron al 9-1-1 pero cuando el bebé estaba en el hospital, certificaron que estaba sin vida.

Encima de eso, todos nos enteramos que la noticia había salido en internet, con todo y apellidos. Los comentarios de la gente de los foros no se hicieron esperar.

No hay forma de verlo. Es una desgracia. Hay una familia que sufre, unos padres responsables y trabajadores que depositaron su confianza en un centro de cuido para ir  laborar y sostener su hogar .

Luego de un rato entra el suegro de mi compañero con la otra bebé de ellos. Una hermosa niña que apenas acaba de cumplir dos añitos. Miraba a todo el mundo, enajenada de toda situación, con una sonrisa tímida, los ojos bien abiertos, como explorando el ambiente, porque todos están llorando. Todos están tristes. Tanto así se sentía la tristeza en el aire, que se rindió de sonreir y recostó su cabecita en el pecho de su abuelo, con la carita seria.

Todos queríamos saber qué pasó. Ahora me entero de que la noticia sale casi todos los días en los programas de la mañana. Con la notoriedad que han tenido los casos de violencia a los niños, no me sorprende que los medios estén dando seguimiento para saber qué fue lo que le ocurrió al bebé.

Uno se pregunta: Por qué pasan estas cosas? Tratamos de encontrarle sentido pero la realidad es que jamás lo encontraremos

Anuncios

Un pensamiento en “Un angelito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s