Diez Años

Madre mía!

Ya van 10 años de haberme abandonado.

Ya van 10 años de no ver el hombre en el que me he convertido. Sé que estarías muy orgullosa de mi.

Esto de haberte perdido no ha sido fácil. Te he llorado innumerables veces. Te recuerdo todos los días. Te veo todos los días en cada esquina de la casa, inquieta, haciendo, cocinando, limpiando. Mirándome con tus ojos grandes, con tu carita de que nunca tienes prisa.

Pero según van pasando los días, el recuerdo de tu cara, el recuerdo de tu voz, poco a poco se va nublando. Traté, por mucho tiempo, de tener las cosas tal y como las tenías tú. El curio. Las cortinas, los muebles. La mesa del comedor. El baño. No sé por qué, quizá con la idea inconciente de que regresarías y querer encontrar todo como lo dejaste. Quizá con la idea de tenerte presente en la casa, honrar el hogar tal y como lo construiste.

Pero las cortinas y los muebles ya estaban cubiertos de polvo; un polvo que ya había empañado todos los recuerdos tan bonitos que tenía de ti, de nosotros, de la familia. Y cada vez olvidaba más y más los recuerdos que hice contigo. Y lloraba cada vez que desempolvaba una foto, un mueble; se desencadenaba un sinfín de recuerdos borrosos, y te extrañaba más, y maldecía todo porque te fuiste, porque ya no regresarías. Entonces volvía a cubrir todo con polvo; colocaba los recuerdos uno encima del otro junto con una pila de remordimientos, secaba mis lágrimas y seguía andando fingiendo estar bien.

Mi vida pausó esa noche, mi mente quedó estancada en mis memorias contigo.

Y así estuve por años, revolcándome en lo que pudo ser y no fue, en mi nostalgia, y la casa se estaba convirtiendo en mi enemiga. El techo estaba por caerse. Llovía mas dentro que afuera. Luchaba con el montón de porquerías amontonadas, por todas partes,que poco a poco me empujaban y reducían mi espacio. Ya no quería vivir ahí. La misma casa en la que me había criado me atormentaba con la sombra de la melancolía y del recuerdo. Sólo pensaba en salir huyendo de ahí.

Pero mami, tuve que hacer algo. Tenía que salir de ese estado. Tenía que vivir. Sentía que mi vida se había detenido aquella noche junto con la tuya, luego de aquella llamada telefónica notificándome que te habías ido. No quería seguir perpetuando este estado catatónico en el que sólo te recordaba, en el que sólo me lamentaba porque ya no estabas conmigo.

Tantas palabras que se quedaron sin decir. Tantos abrazos que no te di. Tantas satisfacciones que te quería regalar. La muerte me ha negado esa oportunidad cuando te arrebató de mí hace diez años.

Te me fuiste, mami. Te me fuiste para no volver. Ya no volverás a ver los muebles , el comedor, el curio. Ya no cocinarás en la cocina. Ya no me sonreirás como lo hacías, sin motivo. Ya no escucharé tu voz. Ya no me verás crecer, ni madurar.

Han pasado diez años, mami, pero mi vida tiene que continuar. No puedo seguir en este letargo que no me deja sentir la lluvia caer en mi cara, que ya no me deja escribir ni sentir, que ha hecho de mi corazón un témpano de hielo y que casi me ha convertido en un hermitaño emocional.

Te me fuiste, mami, pero ya no te esperaré mas. Por eso pinté las paredes, boté tus muebles y compré nuevos. Quité tus cortinas y también puse otras nuevas. Guardé todas las fotos en uno de los cuartos donde no sea tan fácil verlas. Sé que si estuvieras viéndome, estarías orgullosa de mi.  Te recordaré siempre que pueda respirar, y te honraré cada vez que lo haga.

Te me fuiste, mami, pero ya es tiempo de dejarte ir.

In case Father's Day sucks for you

cropped-h5.jpg

Father’s Day has really sucked lately.

The first one after he passed was so acutely painful that I spent the entire day tightly wound up in an inconsolable ball of hate, determined to avoid with every fibre of my being television, restaurants that served brunch, department stores that carried power tools, other humans, and that depressingly horrific online doodad, social media.

Does it infuriate anyone else when people tweet “Happy Father’s Day, dad” to a dad who doesn’t even have Twitter? I digress.

I also endeavoured to steer clear of all public places—sports stadiums, golf courses and parks–which I imagined were all chock-a-block full of family BBQs and bustling picnics, celebrating dads young and old.

Puke.

I did my best to drown out memories, too—like the time he taught me how to throw a curve ball, play Greensleeves on the organ, BBQ a steak, and patiently sit in the passenger’s…

Ver la entrada original 449 palabras más

Lo que vivo

Dicen que cuando uno muere, la vida que uno vivió pasa como una película, en un instante, por nuestra mente. Entre el último suspiro y la caída del telón. En un microsegundo repasamos días de recuerdos, como un resumen, un compendio de lo que fuimos y de lo que ya no tendremos oportunidad de cambiar.

¿Te imaginas que esto fuera cierto? ¿Te imaginas que, en efecto, de alguna forma, cuando nos estamos muriendo, todas nuestras memorias salgan, como un sueño, como una película, en nuestra mente? ¿Te imaginas cómo te sentirías con cada uno de esos recuerdos? ¿De cuántos nos arrepentiremos? ¿De cuántos nos sentiremos orgullosos, o avergonzados?

¿Cuáles de esos recuerdos prefieres recordar antes de que baje el telón de la historia de tu vida?

He estado pensando mucho sobre esto desde hace unos días. No, no es que sienta que me vaya a morir, ni que mi muerte se avecine.

Sino todo lo contrario.

Quiero vivir. Y quiero vivir bien. Quiero llenar mi vida de recuerdos lindos. Quiero llenar mi vida de momentos preciosos y gratos. Quiero vivir momentos mágicos. Quiero llenar mi mente de imágenes hermosas, de risas, de historias que contar. Y, si es cierto lo que dicen, quiero que sean esos momentos los que mi mente me muestre antes de que mi vida se apague.

Es por eso que he decidido incluir una sección a la que por el momento llamaré “Lo que vivo“. El que me conoce sabe que, aunque de fotógrafo no tengo nada, me encanta estar retratando con mi cámara o con mi celular. Esta sección va a contener una serie de fotos de momentos capturados en digital que de alguna forma son o fueron especiales para mí. Quiero recolectar estos recuerdos bonitos para tenerlos y recordarlos en el momento (y no necesariamente al momento de mi muerte.J) Pero sobre todo, el propósito de cargar las imágenes aquí es compartirlas con quien caiga en el blog.

¿Que tengo momentos tristes? Claro que los tengo. ¿Y quién no los tiene? Puede que se cuele alguna foto que evoque algún sentimiento de tristeza o melancolía.

En fin, pronto estaré compartiendo las imágenes sobre estos momentos que vivo.

Shake it Out

Regrets collect like old friends
Here to relive your darkest moments
I can see no way, I can see no way
And all of the ghouls come out to play

And every demon wants his pound of flesh
But I like to keep some things to myself
I like to keep my issues drawn
It’s always darkest before the dawn

And I’ve been a fool and I’ve been blind
I can never leave the past behind
I can see no way, I can see no way
I’m always dragging that horse around

Our love is questioned, such a mournful sound
Tonight I’m gonna bury that horse in the ground
So I like to keep my issues drawn
But it’s always darkest before the dawn

Shake it out, shake it out
And it’s hard to dance with a devil on your back
So shake him off

And I am done with my graceless heart
So tonight I’m gonna cut it out and then restart
‘Cause I like to keep my issues drawn
It’s always darkest before the dawn

And it’s hard to dance with a devil on your back
And given half the chance would I take any of it back?
It’s a fine romance but it’s left me so undone
It’s always darkest before the dawn

And I’m damned if I do and I’m damned if I don’t
So here’s to drinks in the dark at the end of my road
And I’m ready to suffer and I’m ready to hope
It’s a shot in the dark aimed right at my throat
‘Cause looking for heaven, found the devil in me
Looking for heaven, found the devil in me
Well what the hell I’m gonna let it happen to me, yeah

Mi pasión

Cuál es mi pasión? Qué es lo que me mueve? Lo que me motiva?

Por alguna razón estas preguntas inundaron hoy mi cabeza de repente. Cuáles son mis motivaciones en la vida? Qué es lo que quiero hacer, y a dónde quiero ir?

Interesante.

No sé la respuesta a ninguna pregunta.

Creo que es tiempo de reflexión e introspección.

De hoy en adelante

No quiero medias verdades ni medias mentiras. Quiero la verdad, quiero la mentira, pero nada entre medio. No quiero puntos grises. Lo quiero todo blanco o todo negro. Quiero altas o quiero bajas.

No quiero emociones a medias. No quiero medios amores.

Lo quiero todo aquí o todo allá. Todo alto o todo bajo. Ningún punto medio. Ningún limbo.

Quiero reir de felicidad hasta quedarme sin aire. Quiero llorar hasta que me duelan los ojos.

No quiero medias promesas. Quiero verlo todo cumplido según prometido. No quiero ‘peros’ en mi vida.

No quiero vasos medios llenos, o medios vacíos. O me dan el vaso lleno, o me lo dan vacío. Es más, si me van a dar un vaso vacío, ¡mejor que ni me den un vaso!

De hoy en adelante, no quiero zonas de comfort. No quiero vivir  conformándome con migajas.

De hoy en adelante, lo quiero todo, o no quiero nada.

Image

Cisma

Sabes? Anoche miré al cielo, y vi más estrellas de las que podía contar. Muchos posiblemente quedarían asombrados ante tu grandeza de crear algo tan inmenso e infinito como el universo.

Dicen que creaste la humanidad, la luz, la oscuridad, la paz y la tranquilidad, el agua, la tierra, el viento, el fuego, el tiempo mismo, pero no puedes responder las súplicas de este simple mortal que sólo te pide una cosa.

Me he arrodillado. Te he suplicado, rogado, implorado. No creo que esto te tome más de siete días.

Pero al mirar anoche a la majestuosidad e infinidad de la noche oscura, vi la Luna. Y entendí que quizá la Luna no te deja verme.

Sé que no eres un genio al que se le piden tres deseos. Y no estoy pidiendo un cambio de la noche a la mañana, ni ser millonario ni nada por el estilo.

Sólo quiero sentir algo de esperanza. Quiero sentir que hay un motivo para seguir intentando.